dissabte, 11 d’octubre de 2008

Los EU y la quinta internacional.

Estos días aparecen en la presa noticias cuando menos sorprendentes, como la que publica el diario Público al respecto de las intenciones de Bush de nacionalizar parte de la banca, pero no para hacer felices a aquellos que reclamaban tal actitud por el bien del comunismo, sino como estrategia capitalista de utilización del estado para la corrección de los desvaríos económico de aquellos.
Muy bonita la teoría de la no intromisión del estado en temas económicos que se rigen por las leyes superiores del capitalismo. Pero cuando hay que recurrir a él –no para salvarle el culo a los banqueros y especuladores sino restablecer el bienestar de la humanidad- lo hacen sin ningún pudor ni ascos. Pero ay! cuando el estado propone medidas sociales de ayudas a desfavorecidos de todo tipo que abundan a mansalva. La bilis que sale de las bocas de los capitalistas más salvajes produce urticaria. Leer cosas del tipo de quien es el estado para utilizar parte de mi dinero para fomentar vagos no son cosa extraña entre el mundo de neoliberales.
Al presidente Chavez le tuvieron que estallar los oídos cuando hizo una propuesta similar sin utilizar los eufemismos del gobierno Bush – que los tuvo que aprender, digo yo, de cuando el debate de los transvases durante la sequía en Catalunya- por parte de sus detractores y todo el mundo liberal. Y dirán: pues el objetivo no es el mismo, y cierto es el objetivo no es el mismo o por lo menos el sentido ético pero si el método.
La cosa va de que la compra única de los títulos corruptos no es suficiente, ahora hay que comprar las acciones de los bancos corruptos. Evidentemente la noticia se plantea como algo temporal y no se utiliza, que hace pupa, la palabra nacionalización.

2 comentaris:

Javi ha dit...

Killo!!! Donde te metes?
Saludos.

Kostas ha dit...

ja sóc aquí...