diumenge, 17 d’abril de 2011

CiU se descojona

CiU desde su entrada en el gobierno de la Generalitat ha ido haciendo de todos los colores para perjudicar a la gran mayoría de catalanes con recortes en sanidad, enseñanza, abolición de límites de velocidad y demás. Ahora pone la guinda y, como siempre siguiendo su programa electoral, anuncia que rebajará impuestos mediante el IRPF a las rentas más altas (de más de 120.000 €) contestando así a la subida hecha por el tripartito. Evidentemente se han apresurado a decir que la rebaja no se hará mientras duren los recortes, pero eso sí, será en esta legislatura. Tanta cara dura no sorprende, que se va a esperar del partido más de derechas del panorama español, pero no se puede permitir esta situación. Todo el mundo a bajarse los pantalones y a arrimar el hombro con la crisis pero los ricos, por Dios, ellos no, ellos son el sostén de la economía y no se les puede molestar. Esos 50.000 privilegiados son intocables, son una casta especial, son -me cago en todo- los nuevos aristócratas y CiU es la fulana que les limpia el culo después de cagar.