dijous, 19 de juny de 2008

21 aniversario atentado Hipercor

Hoy se cumplen 21 años del execrable atentado en el Hipercor del barrio de Sant Andreu de Barcelona.
Por aquel entonces yo vivía a unos 200 metros del supermercado, me encontraba en casa con mi padre, hacía mucho calor. Mi madre estaba trabajando y mi hermana pequeña salió a dar una vuelta con sus amigas a ver tiendas.
Mi hermano hacía entonces la mili por África, en Ceuta concretamente.
Como la fecha estaba próxima a Sant Joan se escuchaban petardos a intervalos, unos más fuertes que otros…
De repente comenzamos a escuchar el ruido de las sirenas hasta que llegó a un punto que no era normal y recibimos una llamada telefónica desde Ceuta.
Mi hermano nos informó de que había habido un atentado bastante gordo en el Hipercor. Por suerte mi hermana regresó o se puso en contacto con nosotros (no recuerdo exactamente) para decirnos que ella no estaba por allí en aquel momento aunque su intención era la de ir allí.
El atentado causó 21 muertos entre ellos 4 niños y 45 heridos y a pasado a ser el atentado más salvaje perpetrado por ETA en toda su historia.
Desde aquí un homenaje y un recuerdo para las víctimas de ese y de todos los demás atentados terroristas.


6 comentaris:

Javi ha dit...

La intrancigencia, la incultura y los radicalismos nos llevan a cometer verdaderas atrocidades, las cuales ilegitimizan cualquier tipo de reivindicación.
Un abrazo.

Albert ha dit...

El terrorismo en si mismo es una lacra que no tiene ni pies ni cabeza, no comprendo como alguien puede ser capaz de descerrajar un tiro en la cabeza a alguien sin más.
Todas la ideologias si guardan respeto a los demás son legítimas.

EMiLiO ha dit...

yo tenía como 13 añitos, fue una bestialidad, fuera de la realidad, pero se han repetido muchas veces cosas así

Kostas ha dit...

Cierto Emilio actos como estos son por desgracia hechos bastante habituales, de lo que se trata es que todo sea un recuerdo y no vuelva a ocurrir.
Javi tienes razón todo el problema viene de la intransigencia y la falta de respeto y por desgracia de eso estamos siempre rodeados.
Saludos

nuvol ha dit...

Tanto a mi como a mi familia, nos vino de poco pues viven en la zona de sant andreu e ir al hipercor, era lo más natural del mundo.
Sólo de imaginarme que alguno de ellos, o yo misma, pudimos haber estado allí en aquel momento, me hace estremecer.
Un atentado -como todos- horrible, terrible...

Kostas ha dit...

Hola Nuvol, y claro en verano , con el calor y allí que el aire acondicionado funcionaba de maravilla , era aun más normal dejarse caer.
Saludos