diumenge, 11 de maig de 2008

Plegarias atendidas

Parafraseando el título de la novela de Truman Capote tras mi despido se ha producido aquello que demandaba. Ahora puedo realizar sueños y colmar necesidades varias.
Sólo intentaremos que no llegue al extremo de la original sentencia de Santa Teresa: se derraman más lágrimas por plegarias atendidas que por las no atendidas.
He empezado ha estudiar lo que debo de hacer en los próximos meses y lo que voy a hacer público de momento es que en el presente mes pienso tomarme las cosas con mucha calma, descansar, arreglar los papeleos pertinentes y disfrutar de estas vacaciones pagadas, ya que todavía no han finalizado mi relación con ellos sino que tengo un permiso retribuido hasta que expire el contrato.
Como supongo que ya sabéis no soy el único despedido, conmigo se han ido otros 99 currantes, entre los que hay situaciones de todo tipo: unos pocos jubilados, unos pocos que han tenido la opción de escoger entre largarse y quedarse (miembros del comité que estaban en las lista negra y mujeres con bajas maternales) y una mayoría a los que no se nos ha dado opción. Entre estos a su vez hay situaciones de todo tipo: jóvenes, no tan jóvenes (yo) y otros que se encuentran en una edad muy jodida y tendrán problemas para acceder a una jubilación digna, estos últimos son la mayoría.
La empresa dice que ha seguido criterios de productividad. Y yo digo: Y una mierda. Ha habido lo de siempre. Tú me caes mal, tú no me haces la pelota, tú un día me dijiste tal, tú eres fea. Y esto lo digo con conocimiento de causa, se han quedado compañeros que no saben hacer la O con un canuto y se han largado gente muy competente.
A falta de datos oficiales se han ido proporcionalmente más currantes que no jefes y técnicos. Hay más mandos que en la mili, ya los había antes pero han decidido que sobran los currantes. La ley del remero pura y dura, nada de chistes.
Analizando la cosa, me he dado cuenta que realmente nunca he estado a gusto en esta empresa y sí hay vida más allá de la empresa y mejor en el paro que en un mal trabajo.

3 comentaris:

Ra ha dit...

Con una actitud así da gusto, oiga. Pero es que es verdad. Te imaginas hasta los 65 en la misma empresa?? bfffffff!
Ahora viene la parte más dificil: Decidir cuál de todas las posibilidades te gusta más!




* si es Londres, cuenta con un cable :)

Kostas ha dit...

Hola Ra, gracias por el cable, se tendrá en cuenta pero de momento los planes están para el sur de Francia que está más cerca de casita.

Lapa ha dit...

está bem, está.