dilluns, 10 de març de 2008

Reflexiones post-electorales

Ya ha pasado la jornada electoral y tengo necesidad de hacer una primera valoración de los resultados obtenidos.
El primer objetivo de que el PP no ganara se ha conseguido, eso por si solo ya está bien.El PSOE no ha obtenido la mayoría absoluta, también está bastante bien. No soporto laso mayorías prepotentes aunque se consigan democráticamente porque después los que no se comportan democráticamente son los que obtienen esta mayoría.
Los míos no son decisivos ni borrachos, eso está muy mal. El control necesario (para mi gusto se entiende) que necesita al PSOE tiene que venir del izquierdas y todas (excepto el PSOE) se han ido a hacer puñetas.
Los decisivos son CiU, éste es un mal menor, no me hace gracia, pero alguien los tendrá que vigilar. Cada día que pasa soporto menos a la coalición ésta, pasan por ser moderados, pero de eso nada y no me refiero a su nacionalismo, en eso son unos blanduchos y simples bocas, sino en su neo-liberalismo que va en contra de todo progreso. Referencias del señor Duran diciendo que por él no daría el derecho a las parejas homosexuales a adoptar, denota, cuando menos, una hipocresía absoluta y una falta de sensibilidad hacia las libertades (aquello del que se llenan la boca los liberales) que da miedo. Últimamente he estado mirando blogs de jóvenes que pertenecen a las JNC donde expresan tesis liberales muy bestias e incluso dicen que el mundo que el señor Rajoy desea para su niña apesta a socialismo, verlo para creerlo.
De aquí a cuatro años creo que haríamos bien en prepararnos para una vuelta al gobierno del PP. Ahora a pesar del incremento de votos del PSOE, los conservadores se encuentran mucho cerca de ganar, han subido prácticamente en todas partes, mientras que, queda claro, el PSOE ha ganado gracias a los votos recibidos desde Cataluña.
¿Y qué ha pasado en Cataluña? Básicamente que somos unos pringados y unos cagados, ya hablaremos.