dimecres, 20 de febrer de 2008

Bienvenido AVE

Por fin ha llegado el TGV a Barcelona, después de muchos dolores de cabeza, mucho tiempo, muchos imprevistos, muchísimo retraso y también muchos incumplimientos por parte de las autoridades.
El primer tren de gran velocidad en el Estado se hizo el año 92 como motivo del Expo de Sevilla y la capital cultural de Madrid. Creo recordar que por aquella época existió acontecimiento importante en Barcelona, creo que eran unos Juegos Olímpicos o alguna cosa así, pero creo que no era razón suficiente para los gobernantes de entonces para hacer llegar esta infraestructura en Barcelona.
Se optó de hacer una vía muerta que uniera la capital del estado y Sevila, muerta en el sentido de que no quedaba unida a ninguna otra red ni estado. El problema no es grave si en un tiempo prudencial se acaba vertebrando una buena parte del estado con el TGV.
Pero no, los estados español y francés no ven la necesidad de la unión de sus trenes de ancho europeo al menos hasta el 2010 (que ya veremos). Y la conexión entre Barcelona y Madrid no se hace hasta ahora.
Pero no seamos pesimistas, el tren ya ha llegado y eso es bueno, congratulémonos y desfrutemos de velocidades de 300 km/h.
El primer día los trenes han funcionado (hasta ahora) con puntualidad y buen servicio (decía la tele que en la clase turista había colas para tomar un café en el bar del vagón de cola del que se hacía cargo un solo camarero) en fin ha sido un éxito y todos los viajeros han salido contentos, excepto, claro aquéllos que además eran usuarios de Cercanías y no han llegado a la hora por culpa de los habituales retrasos. En TV3 a salido el caso de un buen hombre de Sant Celoni que ha llegado tarde a Sants por culpa de una avería en un tren de cercanías.