divendres, 15 de febrer de 2008

Calma

... Es como una balsa de aceite, la calma se total. Ningún rumor, ningún comentario. Todo es demasiado artificial, incluso en tiempo de paz en la empresa es fácil que caigan comentarios de todo tipo, pero ahora... nada. La empresa calla y el comité no abre boca. ¿Todo el mogollón de cagadas habrán hecho reflexionar? sin ningún tipo de duda, NO.Después de la calma vendrá la tormenta. Ya avisaron de que antes de la Semana Santa se caerán los primeros. La caza está a punto de empezar.